Con internet logran reducir la inasistencia a clases de los alumnos

25 marzo 2008

Comparto articulo de El Mercurio, me llamo la atención, ya que la comuna de Recoleta, de la que se hace mención en el articulo es la comuna donde nací y viví hasta los 20 años.

Recoleta le declaró la guerra a la cimarra. Gracias a un sistema en línea, detectan a los que faltan sin justificación y notifican a los padres.

MANUEL FERNÁNDEZ BOLVARÁN

Los apoderados de los colegios municipales de Recoleta ya no tienen que esperar hasta las reuniones para conocer la asistencia, notas y anotaciones que tienen sus hijos. En 2006 la comuna decidió subir a internet esa información a diario, a un sistema en línea bautizado como GREM.

“La idea es facilitar la incorporación de los padres al proceso educativo, un factor que es clave para alcanzar la calidad”, dice el alcalde de Recoleta, Gonzalo Cornejo. El poner la información a disposición de los apoderados, explica, surge de una necesidad práctica: “Muchos no consiguen los permisos en el trabajo para ir al colegio a enterarse de cómo les está yendo a sus niños”.

Sumar a los padres

Claro que el sistema también ha permitido reducir el ausentismo en los colegios de la comuna. La información de la asistencia a clases llega en forma inmediata, cada día, a la dirección de educación del municipio, donde se encargan de telefonear a las casas cuando detectan que un alumno falta sin justificación.

“Yo misma me encargo de llamar a los padres. Así hemos detectado a los que hacen la cimarra”, cuenta Margarita Lara, coordinadora de GREM.

Y los resultados son elocuentes: durante 2007, la asistencia promedio de la comuna aumentó en 5,4%.

Otro efecto positivo del sistema ha ocurrido al interior de los colegios. “Este medio nos ha facilitado la comunicación con los apoderados. Ahora llegan a las reuniones conociendo toda la información de sus alumnos, lo que nos permite optimizar el tiempo y alcanzar a tratar más temas”, explica Javier Sanhueza, profesor del Liceo Paula Jaraquemada de Recoleta.

Pero para que el sistema funcione la gran clave ha sido lograr que los apoderados se interesen y aprendan a usarlo. Para ello, en los colegios se hicieron varias sesiones de capacitación.

“Al principio nos costó por la poca familiaridad con internet, pero ahora lo encontramos bastante didáctico. Yo entro constantemente al sistema”, señala Juan Marivil, apoderado del mismo liceo.

En el caso de los apoderados que recién se integran a algún colegio de la comuna, el municipio organizó talleres de capacitación durante el verano.

Entre los alumnos hay quienes se quejan por no poder seguir faltando a clases, pero la mayoría tiene una buena imagen del GREM. “Hasta mi mamá, que es enemiga de la computación, se interesó por esto. Se metía a cada rato, pero como me iba bien en el colegio, sirvió para que me felicitaran más en la casa”, dice Macarena Araya, quien egresó en diciembre del Paula Jaraquemada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: