Macul prohíbe la venta de golosinas cerca de las escuelas de la comuna

25 marzo 2008

Me alegra esta noticia, sobre todo por que Macul es la comuna donde vivo y en donde existe gran cantidad de centros educativos y he visto mucho niño con sobre peso, aunque se contrapone al derecho de elegir, ya que creo que todos deberiamos ser capaces de regularnos y educar a nuestros niños, y obviamente con educar no me refiero a Prohibir, ya que deberiamos ser capaces de implementar y transmitir una cultura por la vida sana, de lo contrario cuando los niños vean al alcance de su mano todo lo prohibido se lanzaran como si fuera una piscina. Comparto con ustedes el articulo de la Tercera.

Tal como sucede con los cigarrillos, que no se pueden vender alrededor de los colegios, Macul está aplicando una medida similar con las golosinas. En otras palabras, nada de carritos vendiendo papas fritas, chocolates, helados, sopaipillas o completos alrededor de los establecimientos. Una medida radical, que ya ha rendido frutos: junto a un programa de incentivo de la práctica de educación física y a la información para una alimentación saludable, en un año se ha reducido la obesidad de prekínder a cuarto básico en 1,23% en promedio en la comuna.

Además, ha tenido un insospechado efecto sobre el rendimiento: los niños con mayores aptitudes físicas son los que han evidenciado el mejor desempeño.
“Aplicamos un test de aptitud física en los siete colegios básicos del municipio, y los comparamos con los resultados del Simce. Los niños que tenían mejores resultados en la prueba física, eran los mismos con mejor rendimiento?”, dice Fernando Concha, coordinador de educación física de la comuna.

No es todo. El próximo miércoles, la comuna inaugurará el primer quiosco saludable del país de acuerdo a estándares científicos en el colegio Villa Macul. Un quiosco que, a diferencia de las decenas de iniciativas que han proliferado en los colegios a nivel nacional, es el único que cumple no sólo con los estándares del Inta, sino de la Organización Mundial de la Salud, esto es, donde, al menos, el 70% de los productos es saludable (ver recuadro).

SUSTENTO CIENTÍFICO

Considerando los índices de obesidad de los escolares chilenos, en Macul pensaron aprovechar los conocimientos del Inta, que se emplaza en la comuna, para mejorar la calidad de vida de sus niños. En 2005, establecieron una alianza para tener escolares más activos y menos obesos.

Pese a que en los colegios se expendía comida saludable y se habían incrementado a cuatro las horas de educación física a la semana, era imposible tener éxito si a la salida de los establecimientos había carritos vendiendo golosinas.

Así es que el alcalde optó por una medida radical: prohibir la instalación de cualquier carro o local de venta de productos chatarra en los perímetros de las escuelas municipalizadas.

A ello se suma la iniciativa del quiosco, que cuenta con el auspicio de la empresa Corpora. En una consulta realizada a mil de los siete mil estudiantes de colegios básicos de la comuna, la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Macul encontró que más del 80% de los escolares estaba de acuerdo en tener un quiosco saludable, pero era necesario hacerlo de manera entretenida, con productos ricos y baratos. Por eso, el quiosco tiene todos los productos a la vista, cuenta con mesas a su alrededor y un techo con filtro solar para que los niños se protejan del sol.

Sin embargo, había un problema. Luego de revisar la oferta del mercado, se dieron cuenta que no existen productos que cumplan las normas de la OMS y que, además, cuesten sólo $100, que es la cantidad de dinero con que cuenta la mayoría de los niños. Así, optaron porque fuera el propio concesionario quien elaborara los productos, luego de una capacitación, de acuerdo a la pauta que da el Inta.

Hoy el quiiosco ofrece “combos”, aunque de otro tipo. Por ejemplo, la semana pasada, la promoción del lunes fue un vaso de leche semidescremada con plátano, más una ficha para jugar taca taca o pimpón por $100. El martes fue una fruta, que se vende lavada y sanitizada, más la ficha. La venta ha estado bastante bien, tal como reconoce José Pardo, el concesionario, conocido como “Don Pepe”. También están convencidos los padres. Claro que no es fácil cambiar los hábitos de los adultos. Y lo grafica la nutricionista del Inta, Nelly Bustos: “Un niño decía ‘mi papá me quita la comida chatarra porque dice que me hace mal, ¡pero se la come él’!”.

2 Responses to “Macul prohíbe la venta de golosinas cerca de las escuelas de la comuna”

  1. uberum Says:

    Deberian prohibirlos cerca de cualquier colegio.. es un suplicio por que evidentemente si el niño ve que a sus amgos que sus papas les compran chuches nada mas salir, el tambien querra.

    Este tipo de cosas deberian estar mas vigiladas en todos los paises… y no lo estan, al menos en España


  2. La verdad, creo que todo pasa por el hogar, esto de prohibir cosas atenta con muchas cosas, son solo soluciones mediáticas, no olvidar que lo importante es educar. Quizas dadas las situaciones actuales es necesario hacer las prohibiciones, por no olvidar educar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: